Romería de los Langostos (Abizanda)

El 12 de enero se celebra en Abizanda la fiesta pequeña en honor a San Victorián. Los vecinos de Abizanda subían en procesión hasta la ermita de San Victorián, ubicada en la sierra de la Trinidad.

Después de la misa se realiza el ritual de los langostos, que describimos a continuación.

Cada año dos vecinos se encargaban de elaborar las tortas de caridad, y los que habían sido designados mayordomos, aportaban el vino. Estas tortas se ponían sobre un mantel blanco extendido sobre el suelo para ser bendecidas. La gente se congrega alrededor y ve cómo, poco a poco, unos minúsculos insectos aparecen sobre el mantel.

Si el color predominante de los langostos es el verde, se augura una buena cosecha de olivas; si son negros, de uvas y si la mayoría son de color blanco, será un buen año para el trigo.

Después, se trocean y se reparten las tortas entre los asistentes.

Por otra parte, está documentada la presencia, hasta época reciente, de la cofradía de San Victorián y Santa Ana. En época de sequía, hasta hace escasos años, los vecinos de Abizanda y los de Escanilla realizaban unas rogativas conjuntas que consistían en acudir a esta ermita y a la de la Virgen del monte, en Escanilla.

Patrocina: gobierno-de-aragondiputacion-de-huesca
Colabora: comarca-de-sobrarbe