La Muera

A pocos metros de la carretera que se dirige al Monasterio de San Victorin, bajo cuya mirada ha vivido siempre, aparece La Muera.

Esta pequea poblacin posee el encanto singular de las cosas sencillas. Dos grandes casas, adustas y slidas, elevan orgullosas sus muros de piedra caliza. El pequeo oratorio de Santa Catalina, cubierto con bveda de can, los pajares y eras y la antigua herrera, completan el conjunto.

Las vistas, espectaculares, permiten al visitante contemplar uno de los parajes ms amplios y sobrecogedores de la comarca. La proximidad de La Pea Montaesa y la amplitud del paisaje confluyen para convertir a La Muera en un pequeo paraso por descubrir.

Textos: Pirinei

Patrocina: gobierno-de-aragondiputacion-de-huesca
Colabora: comarca-de-sobrarbe